Notando las primeras contracciones (suaves), veo que me pilla el toro y aún no he preparado nada para el hospital.

Estoy de 37 semanas más 5, deseando que llegue el momento de dar a luz (presiento que se va a adelantar).

Como muchas sabéis será mi tercer parto, la segunda vez que de a luz en menos de un año y mis energías están al mínimo, por eso para mí prima ser practica al máximo.

Os cuento lo mínimo necesario que has de llevar al hospital (aunque si te sientes insegura, te recomiendo que consultes donde vas a dar a luz qué cosas os facilitan para ese momento).

Voy a llevar dos bolsas ligeras y nada grandes, una para mí:

  1. Con un par de braguitas (son un must si vas a tener cesárea, así que como eso nunca se sabe, te recomiendo que seas previsora). Estas braguitas deben ser altas y más grandes de tu talla habitual pero en ningún caso enormes. Yo tuve la suerte que mi madre me dejó algunas de las suyas (nuevas) y me iban perfectas en mi postparto gemelar.

2. Neceser de aseo con lo básico: desodorante, cepillo de pelo, cepillo y pasta de dientes.

3. Un camisón abierto por delante que te sea muy cómodo. (No estrenes nada en el hospital, pruebatelo en casa y asegúrate que te es muy cómodo) porque en el hospital te dan un camisón, pero a mi personalmente, después del primer día, me gusta estar más «como en casa».

4. Esponjas jabonosas de un solo uso (siempre que salgo fuera de casa es algo que siempre llevamos, son súper prácticas porque te puedes lavar en condiciones estés donde estés). Os dejo link a las que yo me refiero.

5. Chanclas y/o zapatillas.

Para el bebé, que va a estar completamente cubierto y atendido durante la estancia en el hospital, realmente solo necesitas «lo básico» para salir de allí con el.

  1. Bodies (lleva un par, normalmente talla recién nacido). No te recomiendo que compres los bodies o pijamas que se metan por la cabecita, mejor los que son cruzados y van con corchetes. Son tan pequeñitos que querrás trastear su cuello y cabecita lo menos posible).

2. Pijamita o conjunto para salir del hospital, adecuado a la temperatura de la estación en la que vayas a dar a luz y de vuestro estilo. Yo soy partidaria de que vayan muy cómodos.

3. Pañales y toallitas, si el trayecto es corto, probáblemente no necesites usarlos, pero por si acaso. Según su peso necesitarás la talla 0 o 1, y las toallitas para tan pequeñitos, yo opto por las Pure (99,9% agua).

4. Un par de gasitas, tamaño normal, ¡sirven para todo! Las usarás para limpiarles la leche, la babita; incluso para cubrirles si hace fresco o el aire acondicionado está fuerte.

5. En invierno o lugares fríos, un saquito, mantita. Que sea gustosa y calentita.

Puedes llevar mil cosas más, pero sinceramente, ya tendrás tiempo de usarlas en otro momento o no. Luego no usas ni la mitad.

Importante:

  1. Deja montado el maxicosi en el coche. O practica antes de subirlo a la habitación.
  2. Igual con el carro. Nunca habréis practicado suficiente para ese momento, donde tu cabeza no está muy centrada y solo quieres estar con el bebé y llegar pronto a casa.

Para los primeros días, me podría extender mucho.

Simplemente necesitas estar tranquila y con tus necesidades cubiertas para poder atender al bebé. Si te abruma o te sientes agobiada, no dudes en verbalizarlo, tu pareja o familia, si te explicas te van a entender y apoyar.

Si consideras que la lactancia no va como te gustaría, no dudes en recurrir cuanto antes a una asesora de lactancia. Si decides dar biberón, adelante.

En cuanto a imprescindibles, te detallo algunos de los míos:

  1. Bañera: para mí sin duda, la de Stokke con su adaptador para recién nacido. En mi opinión no hay que bañarles cada día y menos al principio y cuanto menos productos uses mejor. Nosotros nos decantamos por una esponja marina, pero no son nada baratas y hemos cambiado a manopla de tela toalla, que es lavable y dura mucho evidentemente.

2. Cambiador: hay miles, el nuestro es prestado, pero si tienes que elegir, te recomendaría que tenga ruedas (para poder moverlo por casa, nosotros lo usamos en el salón, cuarto de los peques, baño…) y además que cuente con almacenamiento para los pañales, toallitas.

3. Cojín de lactancia: He tenido la suerte de probar y tener los mejores, tanto el cojín individual, como el gemelar. Si vas a pasar tiempo sola (da igual si es mucho o poco), si quieres optimizar las tomas y sobre todo, estar cómoda, recomiendo a Sonora Baby y ambos cojines, que dejo enlazados.

Una vez seas mamá, te darás cuenta que nada es tan importante para tu bebé y para ti misma como estar bien tu misma.

Es muy típico pero descansa todo lo que puedas y PIDE TODO LO QUE NECESITES, y si hay algo que no necesitas (visitas, opiniones, comentarios) NO TE CORTES Y DILO. Y si tu no tienes fuerzas o ganas de hacerlo, comentalo con tu pareja, madre o mejor amiga y que esa persona te eche una mano en este sentido. Lo vas a agradecer.

Disfruta de estos momentos que pasan volando.

Espero que te haya gustado y servido 🙂